Un 7 de junio, hace 138 años, dos mil peruanos lucharon hasta quemar el último cartucho en la defensa de Arica, durante la guerra con Chile. A pesar de la superioridad numérica y logística del enemigo, el coronel Francisco Bolognesi decidió no rendirse y sacrificó su vida junto a otros héroes nacionales como Alfonso Ugarte y José Joaquín Inclán.

En 1879, Francisco Bolognesi ya estaba retirado del Ejército, pero decidió reincorporarse para defender a su país. Dos días antes del enfrentamiento, un emisario chileno le propuso que rinda la plaza de Arica y evite un derramamiento de sangre. Bolognesi le respondió: “Tengo deberes sagrados que cumplir y los cumpliré hasta quemar el último cartucho”.

Un día como hoy, no solo celebramos la Batalla de Arica, sino renovamos nuestro compromiso de honrar a nuestra bandera siguiendo el ejemplo de Bolognesi de no rendirse, de dar orgullo a nuestros antepasados por nuestros logros siendo mejores ciudadanos, mejores peruanos honrando nuestra patria con cada uno de nuestros actos.

Hoy le decimos a nuestra comunidad agustina. ¡Feliz día de la bandera