El 5 de junio, algunos de los delegados ecológicos asistimos a la juramentación ambiental de la municipalidad de San Isidro.

Allí, no solo escuchamos el compromiso ambiental de la municipalidad, sino también escuchamos los planes ambientales y las propuestas de otros colegios de San Isidro entre los cuales estuvieron el María Reyna y el C.E.P. Nuestra señora de la Luz. Así mismo nosotros compartimos los proyectos que hemos estado llevando a cabo desde inicio de año, pues cabe resaltar que este año se ha tomado con mucha más fuerza el tema del cuidado al medio ambiente, sobre todo a través de la segregación.

Después de escuchar las propuestas de diferentes colegios y exponer la nuestra, juramentamos con dos representantes por colegio, prometiendo seguir trabajando duro, seguir concientizando, seguir enseñando, seguir usando todas las herramientas que tenemos para cuidar el medio ambiente.

Este espacio fue importante y trascendente porque fue un espacio para compartir ideas, y cuando se comparten las ideas siempre se produce un aprendizaje que nos hace mejorar. Es impresionante el compromiso que tienen muchos colegios como el nuestro, es impresionante porque me hace pensar que cada vez más nos preocupamos por donde vivimos, porque cuando cuidamos al planeta, cuidamos a su gente.

Fue una experiencia significativa, en mi caso es el segundo año que asisto a este evento y ha sido interesante el cambio que se ha dado, ya que el año pasado fue una charla más informativa en la cual hablaron exclusivamente expositores de la municipalidad, y volver este año como expositora me hace pensar que el colegio, la municipalidad, el país, esta moviendo su granito de arena para cooperar con el cuidado de nuestro mundo, y eso no me puede hacer más feliz.

Redactado por Marcela Atalaya Gomero, delegada ecológica y miembro del consejo estudiantil.

Share This