Hola… Se llama José Juventud y su lúcida mente escribió algo tan bello como aquello que a continuación te voy a relatar:

“No es el lugar donde revientan las olas donde tiene mayor profundidad el mar, ellas nos atemorizan, es cierto, nos deslumbran con su majestuosa apariencia, pero nada más. Es debajo de las aguas tranquilas y serenas donde yace la verdadera riqueza, donde se encuentran escondidos tesoros inimaginables, aquellos que habremos de buscar con la certeza de encontrarlos.

Debemos, entonces, sumergirnos en nuestra propia naturaleza y sacar relucientes, toda aquella bondad, todos aquellos principios de humanidad que conforman nuestra esencia más íntima y que es, al fin y al cabo, lo más precioso que poseemos”.

Sin perder el hilo de la historia te contaré que, después de ocho años de ausencia en el Colegio San Agustín, me encontré -entre muchos de los aciertos que tiene el plantel- un espacio que me hace pensar en las palabras de don José Juventud, referidas al ser humano, pues si de verdad queremos encontrar la profundidad de nosotros, uno de estos lugares es la BIBLIOTECA.

Un hombre intuitivo en el tema educativo, como es el P. Elías Neira, unido a un equipo de trabajo fortalecido por los padres de familia que, en definitiva, son el mayor apoyo de un colegio, supo darle -entre muchas ventajas que hoy ofrece a la comunidad educativa del Perú- un espacio que, en palabras de Javier, el Bibliotecario, está enfocado a orientar a la investigación y a la lectura recreativa. Javier me dice: -P. Pablo, hoy los jóvenes de la multimedia y de los avances tecnológicos necesitan tocar el libro y extraer de ellos el olor sagrado de la sabiduría. -Javier, le digo, en estos días, recorriendo el colegio, siento que este espacio tiene el ayer y el mañana que, en palabras de Ray Bradbury dice así: “Sin bibliotecas, ¿qué nos quedaría?; no tendríamos pasado ni futuro”.

Por ello, la biblioteca es un centro neurálgico donde convergen lo académico y lo emocional. Entre el internet y los libros crean su propia visión del mundo.

Sirvan estas palabras para animar a todos los centros de estudios del Perú. No olviden de consagrar en su rubro de instrucción educativa, la biblioteca escolar.

Hoy es el domingo que cierra el año litúrgico con la Fiesta de CRISTO REY. Te pido que adelantes unas páginas del periódico y busques la certera reflexión de Mons. José Luis Del Palacio; con su escrito nos ayudará enormemente a comprender esta Fiesta de la Iglesia.

“Una madre es aquella que teniendo dos vasos de agua y dos hijos dice: No tengo sed”.

Gracias por llegar hasta aquí. Hasta la próxima semana. ¡Que Dios nos bendiga!

 

Padre Pablo Larrán García, O.S.A.
pablo@sanagustin.edu.pe

Share This