Hola… Realmente existen historias que nos dejan un espacio para la reflexión y, a veces, para el compromiso y salir del hoyo en el que nos encontramos porque son relatos que nos potencian al éxito.

            “Me cuentan que un campesino, cansado de la rutina del campo y del duro trabajo que realizaba, decidió vender su chacra. A su lado vivía un destacado poeta y conversándole de sus intenciones, le manifestó que no tenía palabras adecuadas para convencer a los futuros compradores, y le dijo: -Hágame el favor de escribir un aviso que sea fácil de ubicar para poder realizar la venta de la chacra. El poeta accedió con mucho gusto y al día siguiente le entregó al campesino esta nota: ‹Vendo un pedacito de cielo, adornado con bellas flores y verdes árboles. Hay hermosos prados y un cristalino río con el agua más pura que jamás nadie haya visto›. El poeta tuvo que marcharse de aquel lugar y pasados algunos años regresó para visitar a sus vecinos; al primero que vio fue al campesino, al que supuestamente le ayudó a vender su chacra. Sorprendido le preguntó: ¿Qué pasó? Y con una sonrisa le respondió: -Después de leer el aviso que usted hizo, comprendí que tenía el lugar más maravilloso de la tierra y que no existe otro mejor”.

            Me atrevería a decirte que no esperes a un poeta que venga a contarte lo maravillosa que es tu vida, tu hogar, tu familia y todo lo que posees; más bien dale gracias a Dios por tu existencia, porque tienes salud y esperanza para seguir luchando y alcanzar tus metas.

            Siempre alzando la mirada y agradeciendo al Altísimo por ese pedacito de cielo que ha puesto en tu corazón y en el corazón de aquellos que te rodean, que no son fruto de la casualidad, sino que todo lo que te sucede es una historia de amor que Dios ya escribió para ti y que, a ti y a mí, solo nos hace falta hacerla realidad.

            Al iniciar esta conversación te comentaba que existen historias que el Señor coloca en nuestras vidas, para que nos demos cuenta o al menos profundicemos aquellos aspectos que son los que de verdad nos pueden hacer felices.

            A escasos días del inicio de la primavera, que florezcan en nuestras vidas el aroma de felicidad más increíble para compartirlo con los demás.

“Deja que tu Fe sea más grande que tus miedos”.

            Gracias por llegar hasta aquí.  Hasta la próxima semana. ¡Que Dios nos bendiga!

            Contáctanos en facebook: Padre Pablo.