El padre perfecto

El padre perfecto

Hola… En el taller más extraño y sublime conocido, se reunieron los grandes arquitectos, los afamados carpinteros y los mejores obreros celestiales que debían fabricar al Padre perfecto:

         -Debe ser fuerte, comentó uno. -También debe ser dulce, comentó otro experto. -Debe ser justo en momentos decisivos; alegre y comprensivo en los momentos tiernos. -¿Cómo es posible?, interrogó un obrero, poner tal cantidad de cosas en un solo cuerpo. -Es fácil, contestó el ingeniero, solo tenemos que crear un hombre con la fuerza del hierro y que tenga corazón de caramelo. Todos rieron ante la ocurrencia y se escuchó una voz, era el Maestro, dueño del taller del cielo: -Veo que al fin comienzan, comentó sonriendo. No es fácil la tarea, es cierto, pero no es imposible si ponen interés y amor en ello. Y tomando en sus manos un puño de tierra, comenzó a darle forma. -¿Tierra?, preguntó sonriendo uno de los arquitectos. -Pensé que lo fabricaríamos de mármol o marfil de piedras preciosas; -este material es necesario para que sea humilde, le contestó el Maestro. Y extendió su mano, sacó de las estrellas oro y lo añadió a la masa. -Esto es para que en pruebas brille y se mantenga firme. Agregó a todo aquello, amor, sabiduría y le dio forma, le sopló de su aliento y cobró vida, pero… faltaba algo, pues en su pecho le quedaba un hueco. -¿Y qué pondrás ahí?, preguntó uno de los obreros. Y abriendo su propio pecho, y ante los ojos asombrados de aquellos arquitectos, sacó su corazón y le arrancó un pedazo y lo puso al centro de aquel hueco.

         Dos lágrimas salían de sus ojos mientras volvía a su lugar su corazón ensangrentado. -¿Por qué has hecho tal cosa?, le interrogó un ángel obrero, y aún sangrando le contestó el Maestro: -Esto hará que me busque en momentos de angustia, que sea justo y recto, que perdone y corrija con paciencia, y sobre todo que esté dispuesto aún al sacrificio por los suyos y que dirija a sus hijos con su ejemplo, porque al fin de su largo trabajo, cuando haya terminado su tarea de Padre allí en la tierra, regresará hasta mí. Y satisfecho con su buena labor, yo le daré un lugar aquí en mi reino. Pues yo también soy Padre y por él, por su bien, para otorgarle vida, me arranqué del corazón un pedazo de amor y lo puse en su pecho. Cuando extiendes tus brazos y perdonas, la recompensa es vida, gozo y amor eterno.

“A TODOS LOS PAPÁS: UN FELIZ DÍA”

         Gracias por llegar hasta aquí.  Hasta la próxima semana. ¡Que Dios nos bendiga!

         Contáctanos en facebook: Padre Pablo.

Quien siembra gestos de amor, recoge gratitudes

Quien siembra gestos de amor, recoge gratitudes

Hola… Hace unos días leí la siguiente noticia: María tiene 23 años, nació en Brasil y tiene una única hija de 4 años, de la cual es responsable en solitario para sacarla hacia adelante. Se dedica a recoger en los basureros de la ciudad cartones, fierros,… material que luego vende y puede alimentarse ella y alimentar a su hija. Un día, realizando este trabajo, vio una bolsa que contenía una billetera, la que recogió y abriéndola se dio cuenta que dentro había un cheque destinado, según el sobre que contenía el cheque, a una institución benéfica de lucha contra el cáncer en la niñez. El cheque no tenía nombres y, por lo tanto, ella podría cobrarlo. La suma de dinero era de 50,000 dólares.

            María no lo pensó dos veces, buscó la dirección de esta institución, se presentó ante el Director y le entregó el sobre con el cheque, indicándole que lo había encontrado en un basurero. El Director se lo agradeció muy emocionado y, por ese gesto, le dio un pequeño donativo. El Director le pidió su número de teléfono porque quería, en nombre de la institución, hacerle un mejor regalo. A los pocos días, María recibió una llamada, era de un canal de televisión de la ciudad, que le pedían que fuese a un programa para que contase la experiencia vivida con el cheque que había encontrado en el basurero. María se acercó al canal el día y hora señalados, y le pidieron que se acercara primero a la sala de maquillaje; la maquilladora le dijo: -Te voy a dejar como una reina y así fue. Al término de la entrevista le avisaron a María que el Gerente de la Emisora quería hablarle. Ante ella, este le dijo: -Tiene usted un alma muy hermosa, en estos tiempos es muy difícil de encontrar, pero también tiene usted una belleza sin igual y le propongo una sesión de fotos para un catálogo que el canal está haciendo.

            Los días pasaron, la vida de María dio un giro de 180 grados. Hoy, María es una modelo cotizada en Brasil y todo nació por un gesto de honradez y fidelidad a sus valores.

            Es cierto que la vida de cada persona no es copia de otras vidas, pero al igual que escuchamos decir: “Quien siembra vientos, recoge tempestades”, en este caso diremos: “Quien siembra gestos de amor, recoge gratitudes.

            Este mes de junio está dedicado al Sagrado Corazón de Jesús, cuya fiesta es el 11 de este mes, que su amor bendiga al Perú.

“La Fe no hace las cosas fáciles, hace las cosas posibles”

            Gracias por llegar hasta aquí.  Hasta la próxima semana. ¡Que Dios nos bendiga!

            Contáctanos en facebook: Padre Pablo.

El reflejo del Amor

El reflejo del Amor

Hola… Me contaron esta historia y me gustaría comentarte cómo interpretó un sabio jardinero lo que sucede en la naturaleza y que, de hecho, puede ocurrir en una relación de pareja, basada en el amor:

            “Vuestro amor no sea como el muérdago hacia el roble, que hunde las raíces en su tronco para chupar su savia y su fuerza.

            Que no sea como el de la aliaga con el retoño del pino, que crece y lo envuelve hasta asfixiarlo entre sus espinas.

            Buscad en vuestras vidas que el amor sea como el de los árboles. Cada uno abrazando la tierra con sus propias raíces, elevándose al sol de la mañana con los brazos extendidos al cielo, dando gracias por cada nuevo amanecer.

            Y llevad cuidado en asentar vuestras raíces a suficiente distancia, no sea que la fuerza de las ramas de uno haga huir a las ramas del otro, torciendo su tronco e impidiéndole buscar las nubes.

            Velad, pues, por mantener en cada momento la distancia justa, para que la tierra humedezca sobradamente vuestras raíces y el viento pueda limpiar de hojas secas vuestras ramas, para que podáis hacer una copia amplia y robusta que dé sombra al caminante y nido a los pájaros del cielo.

            Y así, cuando crezcáis y hayáis esparcido vuestras semillas al viento, las puntas de vuestras ramas se tocarán en las alturas, para que bailéis con regocijo al son de la danza de la vida”.

            Aquel sabio jardinero vio en su jardín, a través de la naturaleza, el fiel reflejo de lo que es una verdadera relación de pareja.

            El mundo apache tiene una bella bendición, para la pareja, que dice así:

“Ahora no sentirán la lluvia, pues cada uno será refugio para el otro. Ahora no sentirán frío, pues cada uno será calor para el otro. Ya no habrá soledad para ustedes, pues cada uno será el compañero del otro. Ahora son dos cuerpos, pero solo hay una vida ante ustedes. Vayan ahora a su morada, para entrar en los tiempos de su unión y que sus días sean buenos y largos sobre la tierra”.

            En este lunes me gustaría, no solo una lectura pausada para quienes ya son pareja, sino para conversar con aquellos que aún no han pensado en formular en sus vidas una relación seria, pero esta tiene que pasar, digo yo, por principios insustituibles donde uno de ellos, que es el respeto mutuo, solo será posible desde el “AMOR”.

“La Fe no hace las cosas fáciles, hace las cosas posibles”

            Gracias por llegar hasta aquí.  Hasta la próxima semana. ¡Que Dios nos bendiga!

            Contáctanos en facebook: Padre Pablo.

 

Escúchame y transmite mi mensaje

Escúchame y transmite mi mensaje

Hola… Ayer la liturgia de la iglesia nos recordó la “Ascensión del Señor a los cielos”. Pareciera que Jesús se olvidó de nosotros; sin embargo, es muy significativo el saber que los apóstoles se encontraban reunidos celebrando la Eucaristía, pues nos dice el Evangelio: “Estando ellos reunidos, Jesús se les apareció y les dijo: “Id por todo el mundo y proclamad el Evangelio”.

            La Ascensión, para mí, tiene una especial relevancia, porque se recuerda que ha de ser una jornada de oración por todos aquellos que tenemos un encargo de la iglesia, para proclamar el Evangelio a través de los medios de comunicación social: radiales, televisivos y escritos. El domingo 20 de abril del año 1986, por esas cosas de Dios, pude vivir la experiencia de transmitir en un programa de radio por espacio de cinco minutos. Aquella experiencia casual que, después de treinta y cinco años, no tuvo nada de casual, sino que fue un destino del cielo, me abrió las puertas de la comunicación de manera que, unos años después y de forma, también, providencial, pude conocer, desde una experiencia de mucho dolor porque estaban enterrando a su hijo, a la familia responsable de Expreso; era el año 1989 y a mediados de enero de 1990 hasta la fecha, comparto un mensaje de esperanza desde mi experiencia de FE. Pero no solamente eso, sino que, además, en esos años tuve la oportunidad, hasta el día de hoy, de participar en el medio televisivo que, al igual que los anteriores, impresiona saber que puedes estar llegando a cientos o miles de personas de todos los continentes.

            En cada uno de estos momentos, ya sea para escribir esta columna, o para hablar a través de la radio, o para compartir un espacio en la televisión, siento que es el ESPÍRITU DE DIOS quien, en estos treinta y cinco años ininterrumpidos, me dice: “Escúchame y transmite mi mensaje”.

            En los años 90 tuve la oportunidad de transmitir, los domingos, la Santa Misa, unos años en Panamericana Televisión y, posteriormente, en América Televisión. En ambos canales lo hacíamos con un movimiento de personas que no bajaba de 20 operarios y con varias horas de anticipación, para tener todo a punto. Te cuento esto porque hoy día, y apenas con un celular, se puede no solo transmitir la Misa, sino también el Santo Rosario y por supuesto Charlas Espirituales; con ello, cualquiera de nosotros tenemos la inmensa posibilidad de “evangelizar”.

            Miles de mensajes mandamos cada día. Pensemos: ¡Cuántos, como Cristianos, llevan un testimonio de Jesús!

“Jesús salió del sepulcro… para entrar en nuestros corazones”.

            Gracias por llegar hasta aquí.  Hasta la próxima semana. ¡Que Dios nos bendiga!

            Contáctanos en facebook: Padre Pablo.

Ella está conmigo

Ella está conmigo

Hola… El día de ayer nos recordó el “Día de la Madre”. No es fácil resumir en unas líneas el inmenso océano de lo que significa la “maternidad”; peor, aún, sería resumir en unas líneas el infinito amor que cada uno de nosotros guardamos en nuestros corazones que, a lo largo de la vida, ha sido regado con la entrega generosa y el sacrificio de nuestras Madres. Pienso que este día no solo es para agradecer, sino para revivir nuestra estructura fundamental de lo que somos, gracias a ellas.

            Al nacer, al menos por lo que yo sé, nadie viene a este mundo con un manual de instrucciones, pero eso no es lo más importante porque todos venimos con una Madre.

            Minutos antes de escribir estas letras pensaba en qué era aquello que podía comunicarte en un día como hoy; abrí mi correo electrónico y mi sobrina Patricia me había mandado una foto de la tumba en la que está enterrada mi mamá. Un mundo de recuerdos y un universo de gratitudes vinieron a mi mente, pero, sobre todo, vinieron a mi corazón. Cuando voy a mi pueblo para estar con mi familia, todos los días recorro los bellos paisajes de la comarca de León; por muchos años, en medio del pueblo y en medio de la calle principal, cercana ya a las tres de la tarde, que era cuando regresaba de mi recorrido, mi madre me estaba esperando para degustar la riquísima comida que siempre me preparaba. Hace cuatro años mi mami está en el cielo y ahora, después de hacer la caminata diaria, paso por el cementerio y lloro ante su lápida, reconfortándome la frase inscrita: “MAMÁ: LO QUE SEMBRASTE EN LA TIERRA, CUÍDALO DESDE EL CIELO”.

            Hablo con ella, pero lo más importante es que ella habla conmigo, porque donde está, que es el cielo, este no está lejos; el cielo comienza en mi corazón y es ahí donde mi madre permanece, del cual jamás saldrá hasta que ambos corazones se encuentren en la eternidad, junto a Dios.

            Sin FE esta separación sería insoportable, pero con FE en mi corazón está la esperanza del reencuentro final en la eternidad.

            Mi sincero saludo a todos aquellos que, al leer estas líneas, les haya servido como llave para que abran su corazón y encuentren en él el tesoro del amor que a cada uno nos ha regalado nuestra Madre.

“Nadie nace con un manual de instrucciones; todos nacemos con una Madre”.

            Gracias por llegar hasta aquí.  Hasta la próxima semana. ¡Que Dios nos bendiga!

            Contáctanos en facebook: Padre Pablo.