Hola… En este 28 de julio, día de nuestro Perú y quizás, a esta hora de la mañana, descansando en la casa o saliendo a pasear con tu familia, me cabe la inmensa satisfacción de poder hacerte llegar en estas líneas un cariñoso saludo de FIESTAS PATRIAS que, si gustas, podríamos convertir en compromiso para el futuro y gratitud para el pasado.

No cabe duda que solemos ser muy afines al unirnos en los éxitos y triunfos, pero muchas veces nos dispersamos ante las dificultades y el Perú necesita personas unidas que, desde la diversidad, aceptemos los retos de salir hacia adelante, sin menoscabar las ideas y los proyectos de quienes están a nuestro lado.

Sumar es multiplicar, restar es dividir. Alguna vez alguien me dijo que el mayor daño que se le puede hacer a una persona, no viene de las circunstancias externas de uno, sino que está dentro de cada uno; al igual que San Agustín, realizar ese recorrido interior que todos los seres humanos deberíamos hacer para encontrar en nuestros corazones la esencia de nuestras vidas. No cabe pues, el que las circunstancias externas sean para muchos las directrices que marcan nuestras vidas; que son necesarias, no lo dudo y que muchas veces no deberíamos olvidarlas, pero que, de manera muy especial, la primera tarea -no la única, pero sí la más importante- es aquella que descubre lo que vale cada uno de nosotros y cuánto de nuestras capacidades ponemos al servicio de los demás.

No seré quien le diga al Perú dame, sino que le diré al Perú toma de mí aquello que necesitas y así de uno en uno, como granos de arena, formaremos la más bella playa del universo, porque cada uno daremos luz con nuestro color y desde nuestra variedad daremos alegría.

Entiendo que hay proyectos de país muy valorados y muy importantes que surgen de laboratorios humanos muy preparados; sin embargo, me atrevo a pedir este 28 de julio, que hagamos del Proyecto Perú un itinerario que surge y nace del corazón de cada uno de nosotros. Y cuando ponemos lo mejor, el resultado siempre es plenitud.

Si a alguien tenemos que imitar, busquemos en nuestro alrededor aquellas personas que hablen más con el corazón que con la lengua.

A todos: ¡FELIZ 28 DE JULIO!

“En tu trabajo eres uno más, en tu hogar eres único”

Gracias por llegar hasta aquí. Hasta la próxima semana. ¡Que Dios nos bendiga!

Contáctanos en Facebook: Agustinos Perú / Padre Pablo 

Share This