Este proyecto se inició preguntando a los niños por qué las personas viven en casas y no en el exterior. Luego de socializar sus respuestas, nuestros pequeños visitaron la biblioteca para  observar imágenes sobre los diferentes tipos de viviendas, tales como iglús, casas de madera, casas de ladrillos, tiendas nómadas, chozas, entre otras,  y cómo estás se construyen tomando en cuenta   el clima y la zona en la que se va a edificar.

En el aula, los niños se organizaron en distintas comunidades: la comunidad de los cavernícolas, la comunidad de los egipcios, la comunidad de los reyes y la comunidad del futuro. Tuvieron como reto construir una vivienda para su comunidad, para ello realizaron sus planos, eligieron el material de construcción y edificaron sus viviendas.

Durante esta actividad, pudieron demostrar actitudes de cooperación, creatividad y entusiasmo, y pusieron en práctica sus habilidades sociales y de comunicación. Además, de conocer casas del mundo, los niños ampliaron su vocabulario sobre objetos y mobiliario que hay en ella y tuvieron la oportunidad de producir descripciones orales sencillas.

Una actividad genial, sin lugar a dudas.

Share This