Hola…  El mes de setiembre es un mes llamado a la esperanza, porque después de lo que estamos pasando están apareciendo algunos signos que nos pueden dar luz a una larga noche que hemos vivido durante los últimos tiempos.

            “Quiero contarte una historia en la cual aparecen dos personajes centrales: Uno de ellos se llamaba “LA VERDAD” y el otro “LA MENTIRA”; ambas caminaron juntas hasta un lago y decidieron tomar un baño. Se quitaron la ropa y se lanzaron al agua, conversaron, se relajaron y repentinamente LA MENTIRA salió rapidísimo del agua, pues como sabía dónde había dejado la ropa LA VERDAD, se la puso y se fue corriendo, lógicamente vestida con la ropa de LA VERDAD; a su vez esta, viendo lo sucedido, salió rápido de la laguna pidiéndole a LA MENTIRA que le devolviese su ropa, pero no lo hizo. Ocurrió algo que nos debe llevar a la reflexión: Al caminar LA VERDAD desnuda por las calles, la gente se molestaba y murmuraba mirando para otro lado, por lo que acongojada no le quedó otra que regresar y recluirse para siempre. Por eso LA MENTIRA corre por el mundo vestida de LA VERDAD”.

            Ciertamente, es una alegoría, una parábola, pero en un mundo como el nuestro es muy posible que nos sintamos confundidos con aquello que nos dicen, pensando que es verdad y no es más que una mentira disfrazada de verdad. Se ha puesto de moda algo peligrosísimo que suele suceder con el mundo de la fotografía, donde uno cree lo que está viendo y en realidad es un montaje que pasa como verdad.

            Hace unos años, con mi hermana y un grupo de peregrinos, camino a Medjugorje estuvimos dos días en Madrid y fuimos a visitar el Estadio Santiago Bernabeu donde hicimos un lindo recorrido; antes de salir preguntan con qué futbolista quieres tomarte una foto, por supuesto que esta no es con el personaje real, es una fotografía montada en tamaño natural; en mi caso fue con Cristiano Ronaldo o, mejor dicho, con su fotografía, pero más de uno piensa o puede llegar a pensar que, tanto Ronaldo como yo, somos reales y el único real soy yo.

            LA MENTIRA le robó su ropa a LA VERDAD y no se la devolvió. A LA VERDAD le hicieron bullying y está escondida en un pozo porque suele estar desnuda por ser auténtica.

“Deja que tu Fe sea más grande que tus miedos”.

            Gracias por llegar hasta aquí.  Hasta la próxima semana. ¡Que Dios nos bendiga!

            Contáctanos en facebook: Padre Pablo.